AVUI A POL

Pericos con botas

pericosconbotas1213.png

ANTONI ARABÍ, el valor de un comodín

arabi01.jpg

Tras años de tranquilidad de la mano de Santamaría, los sobresaltos vuelven a Sarriá la temporada 1977-78. Un mal inicio, una grada exigente, jugadores acomodados, quizá un técnico demasiado visto....

El cóctel acaba en tormenta y el técnico charrúa debe hacer las maletas antes de Navidad tras una dolorosa derrota en el viejo Sardinero (4-0). Atrás quedan más de 6 años de buen fútbol y un sinfín de imborrables recuerdos. Toca mirar al frente, y sobre todo acertar con el diagnóstico. No hay más horizonte que la salvación. Vuelve el pan duro.

Instalada en la directiva la tesis del vestuario acomodado, Meler recurre finalmente a los galones de Heriberto Herrera para enderezar el rumbo. Malos tiempos para la lírica. Todos firmes.

No sin apuros, el RCD Espanyol alcanza la orilla. Por el camino más de un conflicto y sobre todo una tarde de perros en El Helmántico de Salamanca como traca final. Todo gris, muy gris y el convencimiento de que el técnico paraguayo, pese a lograr el objetivo, no es la solución de cara al futuro.

Borrón y cuenta nueva para la campaña 1978-79. Limpieza de vestuario y entrenador nuevo. Llega el vasco José Antonio Irulegui. Serio, discreto, pero también dialogante. Los tiempos han cambiado. Se acabaron las épocas de vacas gordas con sus lustrosos fichajes. Cada año se impone un traspaso para cuadrar las cuentas: Ramos, ahora Solsona, luego Canito....

La austeridad de la directiva cambia el perfil de los que van llegando. Decir Pavón y Díez no es lo mismo que hablar de Caszely, Jeremías u Ortiz Aquino. Fichar jugadores con poco nombre pero con buenas perspectivas de futuro empieza a ser plato del día.

Mediado Junio de 1978, y en ese contexto, llegan AZPILICUETA y ARABÍ dos futbolistas procedentes de la SD Ibiza. Ambos han jugado un papel sobresaliente en el ascenso del cuadro balear a la Segunda División B. Perfectos desconocidos.

En principio el club sólo firma contrato a Azpilicueta. ARABÍ viene de relleno y será Irulegui quien decida a tenor de su actuación en la pretemporada. Pero no habrá que ir tan lejos para conocer el veredicto final.

Antoni ARABÍ Serra (Sant Rafel de Sa Creu 13-11-1953)  deja muestras de su valía en cada entrenamiento y, lejos de suponer un dolor de cabeza para el técnico, se perfila como un futbolista con buenas posibilidades de futuro. Las dudas acaban disipándose la noche del 23-8-1978 en el viejo Zorrilla de Valladolid. En un amistoso frente a los búlgaros del Beroe Stara Zagora (4-2) el ibicenco borda una magnífica actuación con gol incluido. Se queda.

arabi02.jpg

 RCD ESPANYOL - Temporada 1978-79

(Siempre de izquierda a derecha) - Fila Superior: Urruticoechea, Azpilicueta, Ferrer, Verdugo, Díez, Flores, Huertas, Canito y Echevarría. Fila Central: Molinos, Lanchas, Ayfuch, Pepe Mauri (2º entrenador), Irulegui (entrenador), Padilla, José Manuel y Longhi. Fila Inferior: Fernández Amado, Cuesta, Mas, Abad, Pepe Guijarro (masajista), Osorio, ARABÍ, Pavón y Marañón.

La titularidad le espera en Balaidos el 3-9-1978 cuando la Liga 1978-79 arranca con victoria perica (0-1), pero una sanción federativa que arrastra de su estancia en la SD Ibiza le impide debutar. Su sueño, sin embargo, sólo tardará una semana en cumplirse. El sábado 9-9-1978 el Real Sporting de Gijón de los Quini, Ferrero y compañía visita Sarriá. En el minuto 72', ARABÍ entra en el campo en sustitución de José Manuel, autor del único tanto del match en la primera mitad. Se trata de oxigenar el medio campo junto a Longhi y Juvencio Osorio. Misión cumplida. El RCD Espanyol mantiene la ventaja y se lleva la victoria (1-0). No es un triunfo cualquiera. Es la edad de oro del cuadro asturiano que acabará alcanzando el subcampeonato de Liga.

ARABÍ es un centrocampista de buena planta (1,77 mts) y gran despliegue que llega al club cuando el 4-3-3 empieza a cuestionarse en beneficio del 4-4-2. Para la primera versión, Díez-Pavón-Marañón con ARABÍ esperando en el banco. Para la más conservadora, Marañón y alguien más como dupla atacante con ARABÍ incrustado en el centro del campo y ejerciendo de llegador.

Al margen de sus actuaciones como medio puro, ese fue el rol del ibicenco en sus primeros años de estancia en el RCD Espanyol: centrocampista ofensivo preferentemente por banda. Su gran zancada le otorgaba capacidad suficiente para atender a la medular e irrumpir por sorpresa como tercer atacante ocasional.

Irulegui y luego Vicente Miera utilizaron con éxito esa fórmula. 5 goles en sus dos primeras temporadas avalan las buenas prestaciones de la misma y el acertado papel que se le tenía asignado a ARABÍ. Para el recuerdo el definitivo (2-0) que marcó de cabeza frente al FC Barcelona la tarde del 13-1-1980, ya con Miera en el banquillo, con los azulgranas clamando justicia por el arbitraje de Sánchez Arminio.

La llegada de Maguregui en la campaña 1980-81 dio una vuelta de tuerca al papel del ibicenco. No es que el técnico de Miravalles renegara de sus predecesores, de hecho la variante conservadora del trío Roberto Martínez-Morel-Marañón solía ser ARABÍ, pero fue el primero en explotar su versión como lateral.

Primero en la derecha por mor de las lesiones de Lanchas y Job y luego en la izquierda supliendo a un inconstante Corominas, el "Magu", que de tonto no tenía un pelo, supo sacar partido de la disciplina, sentido táctico y potente zancada de ARABÍ para cubrir una posición en la que el equipo andaba renqueante, hasta convertirlo en un jugador polivalente y de enorme valor.

La de lateral, preferentemente zurdo, sería su demarcación hasta el final de su etapa españolista en la campaña 1985-86. Un periplo que concluiría de manera desafortunada en Sarriá el 8-5-86 frente al Real Club Celta (2-0) en partido de Copa de la Liga. En el minuto 19' ARABÍ cede su lugar a Zúñiga. Su rodilla derecha dice basta. Rotura de ligamento lateral interno. Quirófano y 4 meses de baja. Es el final.

Su contrato concluye el 30 de junio. La elegancia habla de renovación tácita en esos casos. Pero no será así. Ya con 32 años, le espera la SD Ibiza de vuelta a casa para cerrar su carrera deportiva. En el RCD Espanyol es tiempo de cambios. Se va Azkargorta y llega Clemente.

A pesar de ello, el club le propiciaría una despedida a la altura de la profesionalidad con que defendió sus colores. La noche del 22-8-1986, en los prolegómenos del XIII Trofeo "Ciutat de Barcelona" que enfrentaba a RCD Espanyol y Real Madrid, de repente Sarriá quedó a oscuras. Al igual que las grandes estrellas, un único haz de luz acompañó a ARABÍ hasta el centro del campo y allí, puesta en pié, la grada le dedicó una prolongada y cálida ovación. Fue un momento mágico. A tal señor tal honor.

Vino a prueba y se quedó 8 temporadas (Azpilicueta apenas jugó 11 partidos de Liga en dos años). Irulegui, Miera, Maguregui, Pavic y Azkargorta, todos sin excepción, contaron con él. Polivalencia, sacrificio, sentido de la profesionalidad. ARABÍ cumplía donde le pusieran y lo hacía con absoluta deportividad (7 tarjetas amarillas y 1 roja por doble amonestación en 173 partidos de Liga son cifras que hablan por sí solas).

Todas esas virtudes le granjearon no sólo el respeto de la grada sino también del vestuario y tras la marcha del mítico Rafa Marañón al finalizar la temporada 1982-83, ARABÍ ostentaría la capitanía del equipo durante 3 temporadas (1983-84 a 1985-86).

No le busquen en la lista de virtuosos blanquiazules. No le encontraran. ARABÍ pertenece a la otra lista. La de los futbolistas que son espejo donde mirarse. Los ejemplares por actitud, comportamiento, profesionalidad y amor a los colores. Aquellos que enorgullecen a la grada con su mera presencia.

Pregunten por ARABÍ a los que le vieron jugar. Difícilmente encontrarán a nadie que hable mal de él. Todos le recordamos con cariño.

arabi03.jpg

Temporada 1983-84

Llegada de Milorad Pavic al banquillo blanquiazul. ARABÍ, nuevo capitán de la plantilla tras el adiós de Marañón, se dirige a la afición en la presentación del equipo. 

 arabistats.png

Oriol Pagés (Pericos on line) 

Publicat el 14/7/2012

<< Tornar Fer comentari 29378 | 13 | Imprimir | Enviar


 25/09/2018 'El Bolita' Carranza
 12/09/2017 José Manuel, siempre en el recuerdo
 01/05/2017 'Cata', un duro con sonrisa de ángel.
 28/02/2017 Lauridsen, The Big John
 08/01/2017 Vicente, el Nuevo Grapas
 03/11/2016 Marcet, arte inteligente
 13/09/2016 &#128249; Ortiz Aquino: buen pie, mala cabeza
 11/05/2016 CUESTA, CON BUEN PIE
 09/03/2016 BORJA, EN BUENAS MANOS
 28/12/2015 URZAIZ, LA TORRE DE TUDELA
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6