AVUI A POL

Sentado en el Travesaño

 JOSE PADRÓN, EL CANARIO DE ORO

A bordo del vapor "Capitán Segarra", y reforzado con algunos jugadores de otros equipos, la escuadra blanquinegra del REAL CLUB VICTORIA zarpa el 16-4-1925 del Puerto de la Luz (Las Palmas) con dirección a la Península.

Es la primera aventura del fútbol canario fuera del archipiélago. Mostrar el talento de sus jugadores y medir la calidad real del balompié isleño son los objetivos de la gira.

Entre el pasaje un tal PADRÓN. Para el gran público, todo un desconocido. Para sus paisanos, un auténtico virtuoso del balón con apenas 17 años. El viaje cambiará su vida para siempre.

José PADRÓN Martín, que así se llamaba aquel mozalbete menudo pero de fuerte complexión, vino al mundo el 5-5-1907 en el barrio de La Isleta de la ciudad de Las Palmas. Un popular núcleo de pescadores y gente de clase obrera, principalmente empleados en el cercano Puerto de la Luz.

Estibador de la Compañía Escandinava que operaba en el Muelle Grande, a Padrón se le conocía popularmente como "El Sueco" y sus primeros pasos en el mundo del fútbol partieron del CD Santa Catalina donde coincidió con Oramas, Alamo, Espino......y otros jugadores de gran clase. En aquellos jóvenes había madera, y pronto lo iban a demostrar.

padron01.jpg

 PADRÓN luciendo las zamarras de sus dos primeros equipos en las Islas Canarias. A la izquierda con la camiseta del CD Santa Catalina y a la derecha con la del Real Club Victoria.

El domingo 19-8-1923 los negriazules, privados de algunos de sus mejores futbolistas, se miden al poderoso Marino FC, por aquel entonces campeón insular de Las Palmas. Ante las importantes bajas, el CD Santa Catalina recurre a varios jugadores desconocidos. Padrón es uno de ellos. Dos horas más tarde, y ante la sorpresa general, los azulones salen con la cara pintada del Campo de Deportes España (4-1).

Aquella victoria sólo fue el principio y el talento de aquella camada de virtuosos, con Padrón al frente, acabaría llevando el título de 1924 a las vitrinas del modesto CD Santa Catalina ante la sorpresa general. El juego del isletero está en boca de todos. Sin embargo, su etapa en el club negriazul será efímera.

El inevitable reclamo de su fútbol le hace recalar en las filas del potente Real Club Victoria. Y de ahí a la pasarela del "Capitán Segarra" rumbo a la Península. Porqué a mediados de los años 20, el balompié canario eclosionaba definitivamente en las Islas y la necesidad de exhibirse al más alto nivel era imparable.

 

- Un fichaje rocambolesco - 

De Abril a Junio de 1925 el Real Club Victoria actúa en diversos escenarios (Valencia, Castellón, Zaragoza, Huesca, Madrid......). En tierras catalanas se enfrenta a la UE Sants, CD Sabadell e Iluro SC. Técnico y descarado, el juego del cuadro canario llama la atención.

El RCD Espanyol no pierde detalle y a finales de Mayo, convencido de su calidad, apuesta por tres de sus mejores talentos y logra el compromiso de José PADRÓN, Rafael ORAMAS y Pepe ORTIZ. ¿Así de fácil? No. Pese al acuerdo, su definitiva incorporación a las filas blanquiazules será todo un culebrón. 

Concluida su jira por la Península los nuevos canarios del RCD Espanyol no vuelven con el resto de sus compañeros y demoran su retorno para jugar algunos partidos con el que será su nuevo equipo. "El Sueco" viste por primera vez la zamarra blanquiazul en un amistoso frente al CD Júpiter (4-0) jugado en Sarriá el 21-6-1925, y tras una buena actuación consigue anotar el momentáneo (2-0) en el minuto 43'.

 padron02.jpg

 Formación del Real Club Victoria en el campo de la UE Sants Rafael ORAMAS y Pepe ORTIZ forman en la fila superior (sexto y séptimo en sentido de izquierda a derecha). Sentado, hallamos a un joven PADRÓN (el situado más a la derecha de los cuatro)

No será hasta el 4-7-1925 cuando Padrón, Oramas y Ortiz regresen a las Islas Canarias tras la agotadora  tournée. Les acompaña en su viaje y posterior estancia el técnico blanquiazul Paco Bru, principal valedor de sus fichajes y con quien deben regresar a Barcelona una vez finalizadas las vacaciones.

Pero el viaje de Bru es algo más que una muestra de seriedad por parte del RCD Espanyol. Con su presencia se pretende atar corto a los jugadores. A nadie escapa que una posible contraoferta de los clubes canarios, unida al apego que los insulares sienten por su tierra, puede complicar el regreso.

Los temores se confirman el 30-7-1925. Padrón y sus dos paisanos, que reciben trato de auténticos héroes, son prácticamente "secuestrados" por una muchedumbre que les impide alcanzar el muelle de Santa Catalina para subir a bordo del vapor Escolano con destino Barcelona. Insólito.

Pese al contratiempo, Paco Bru no regresa de vacío. Le acompaña Rafael GONZÁLEZ, el brillante zaguero del Marino FC. Se le conoce popularmente como "El Otero isleño" ya que su juego recuerda al del defensa internacional gallego Luis Otero Sánchez. Buena referencia.

Apenas tres días después, Oramas viaja en solitario a Barcelona para cumplir su compromiso con el club de Sarriá. Con Padrón y Ortiz será todo más difícil. Pero el RCD Espanyol sabe esperar. Son perlas de mucho valor y pronto habrá una segunda oportunidad.

A mitad de Agosto de 1925, Paco Bru vuelve al archipiélago. Esta vez al frente del propio RCD Espanyol en una tournée pactada desde hace tiempo. La expectación es inusitada a la llegada del equipo en el que viaja el mítico Ricardo Zamora junto a los Saprissa, Caicedo, Trabal y los isleños Oramas y Rafael González que retornan al archipiélago ya vestidos de blanquiazul.

El partido estrella se disputa el 30-8-1925 contra el Real Club Victoria en el Campo de Deportes España, el mismo que descubriera las excelencias de Padrón años antes. Tras ardua pelea, el RCD Espanyol cae (1-0) merced a un solitario gol de Armas "El Claca" (25'), a quien tiene contratado el CD Europa.

Padrón y Ortiz todavía se alinean con el Real Club Victoria. Pero en el caso de "El Sueco" será por última vez. Finalmente y tras un intenso tira y afloja el de la Isleta acaba convencido. Con el equipo ya en Tenerife cumpliendo sus últimos compromisos, Padrón se incorpora a la expedición españolista e incluso disputa el postrer partido de la jira el 10-9-1925 en Santa Cruz frente al CD Tenerife (0-1). De Pepe Ortiz nunca más se supo.

El culebrón ha terminado y, esta vez sí, el fino interior izquierda regresa a Barcelona con sus nuevos compañeros. Los blanquiazules llegan el 21-9-1925 al apeadero del Paseo de Gracia en olor de multitud. Así lo relataba Mundo Deportivo: 

"Al entrar el tren estalló

una salva de aplausos y vivas continuos al RCD Español que fueron aumentando cuando los jugadores iban siendo reconocidos por los socios y amigos. En el vestíbulo también aguardaban al equipo españolista un nutrido grupo de incondicionales y adictos que al ver a Padrón, el jugador canario, lo cogieron y lo llevaron a hombros".

 

- Los difíciles inicios - 

Padrón llega a Sarriá en el marco de una temporada atípica. La sanción de 6 meses que pesa sobre el FC Barcelona a raíz del abucheo al himno español en Les Corts el 14-6-1925, logra aunar en la protesta al resto de equipos de la región. No habrá Campeonato de Catalunya sin el conjunto azulgrana. El torneo, que acostumbra a dar comienzo en Octubre, se retrasa hasta Enero de 1926.

Su debut con el RCD Espanyol, en partido oficial, tiene lugar el 3-1-1926 en la Creu Alta ante el CD Sabadell (1-1). Se disputa por fin la 1ª jornada del Campeonato de Catalunya y aquel día el once blanquiazul lo forman: Zamora; Saprissa, Portas; Trabal, Zabala, Umbert; Olariaga, Oramas, Mauri, Padrón y Colls. Su primer gol llega una semana más tarde, el 10-1-1926, en terreno del FC Martinenc (0-6). Ya en la 2ª parte, el canario anota el cuarto de la serie.

Pero los de Sarriá tienen otras miras y no acabarán al Campeonato de Catalunya con su equipo titular. En Junio de 1926 el RCD Espanyol parte para una larga jira por Sudamérica. Las necesidades económicas del club aprietan y el verano es buen momento para hacer caja. El cartel de las figuras españolistas, con Ricardo Zamora como principal estandarte, es reclamo suficiente:

Pese a sus 19 años recién cumplidos, las cualidades de Padrón no son ajenas a la prensa argentina. El prestigioso semanario "El Gráfico", que le dedica la portada de su número 365 (3-7-1926), le define de esta manera cuando analiza uno por uno a los jugadores del cuadro españolista: 

"De los forwards, el ala izquierda es la que merece mayor confianza, pues tanto Padrón como Yurrita son elementos de primera línea. Sí Padrón no extraña las condiciones del campo ha de ser la figura de relieve...." 

El largo periplo por Sudamérica resulta todo un éxito tanto económica como deportivamente, pero pasará factura en la campaña 1926-27. Sarriá alza el telón del Campeonato de Catalunya el 10-10-1926 con todo un derby frente al FC Barcelona. Para los blanquiazules, que sólo cuatro días antes viajaban de regreso a casa a bordo del transatlántico Alfonso XIII, no es precisamente la mejor noticia.

El partido finaliza con derrota (2-3). Pese a pelear duro y llegar al descanso con ventaja (2-1) el cansancio puede con el RCD Espanyol en la recta final. Esa será la tónica en el primer tramo del torneo. La reacción llega en la segunda vuelta. Incluso se vence en Les Corts (2-3) con Padrón ejerciendo de bigoleador y tomándole gusto a lo que con el tiempo será una de sus debilidades: batir las redes azulgranas. Pero ya es tarde. El título quedó decidido mucho antes.

 padron03.jpg

 Foto de PADRON en la portada del "El Gráfico". El semanario bonaerense le define  como : "El forward más completo del RCD Espanyol"

La campaña 1927-28 será otra cosa. El RCD Espanyol arranca a todo gas y logra hasta 9 victorias consecutivas. Padrón asombra con su juego y anota 4 goles en los primeros 4 encuentros. Tras vencer en Sarriá al FC Barcelona (2-1) el 13-11-1927, el equipo vuela imparable hacia el título.

Sin embargo a medio campeonato, una inoportuna lesión en la región femoral deja KO a "El Sueco" por lo que resta de torneo. El equipo acusa su baja y poco a poco pierde fuelle. FC Barcelona y CD Europa aprietan el acelerador y logran reducir distancias. Pese a ello, la ventaja es tanta que los españolistas alcanzan la última jornada como líderes. Una victoria en Sarriá ante la UE Sants y el título será suyo.

Pero a veces gloria y miseria pueden estar muy cerca en el mundo del fútbol y aquella tarde del 22-1-1928 Olivella, ariete franjiverde, se encargaría de demostrarlo con un maldito gol en el último minuto (1-1). Can Rabia, vestido para la fiesta, acaba llorando de impotencia. El tanto, no sólo hace campeón al FC Barcelona sino que relega al RCD Espanyol a la 3ª posición en beneficio del CD Europa y le priva del acceso al Campeonato de España (La Copa). Un chasco en toda regla. De los que se recuerdan en años, y que dejaba sobre el tapete la diferencia entre contar, o no, con Padrón. 

Interior izquierda - el 10 de toda la vida - "El Sueco" era un jugador diferente. De técnica depurada y gran cambio de ritmo, sus arrancadas hacia el área causaban estragos. Padrón gozaba además de un amplio repertorio de regates y filigranas que le hacía imprevisible para las defensas. Un auténtico genio, que por tener, hasta tenía un potentísimo disparo y gran facilidad ante el gol.

Pero más allá de todo ello, el RCD Espanyol tenía en el jugador canario un pedazo de futbolista a partir del cual dar el salto de calidad necesario para cuestionar la supremacía del FC Barcelona y asaltar un Campeonato de Catalunya que se le negaba desde 1918.

 

- Días de gloria - 

Dirigido ya por el inglés Jack Greenwell, el RCD Espanyol vuelve a la carga en la campaña siguiente (1928-29). A Padrón se le suman nuevos socios. Alguno de ellos determinante como Crisanto Bosch, extremo zurdo del Terrassa CF. Juntos formarán un ala izquierda demoledora. Con Vantolrá percutiendo por la derecha y Paco Tena (Tena II) de ariete, las defensas caerán una tras otra.

El Campeonato de Catalunya es un paseo. Padrón, siempre él, abre el camino de la victoria en Les Corts (0-2). Un mes más tarde, el 25-11-1928, el FC Barcelona entrega definitivamente la cuchara al caer en Sarriá (2-1). Para los blanquiazules, victoria, título y billete para el Campeonato de España. Todo lo que Olivella les había quitado el curso anterior lo tenían, por fin, en sus manos.

Y la cosa no acabaría ahí. Aquel equipo iba embalado y bien que lo iba a demostrar en el Campeonato de España que arrancaba de inmediato. Real Sporting Gijón, Arenas de Getxo y Atlético de Madrid caen uno tras otro. Ya en semifinales el FC Barcelona busca revancha, pero los de Greenwell se muestran firmes y vencen en Sarriá (2-0). En la vuelta de Les Corts todo se complica con un autogol de Saprissa, pero entonces aparece "El Sueco". Siempre puntual a la cita con las mallas azulgranas, logra empatar el match antes del descanso (1-1) y establece el que será marcador definitivo. Suficiente para llegar a la final de Valencia.

padron04.jpg

 30-12-1928  - Copa -   RCD ESPANYOL - ARENAS DE GETXO    (3-1)

 Padrón se dispone a marcar uno de los dos goles que conseguiría frente al equipo vasco. Junto a él y siguiendo la acción el ariete Francisco Tena (Tena II)

El RCD Espanyol acude a la gran cita cargado de moral. Dieciocho (18) encuentros consecutivos de imbatibilidad, en los que tan sólo ha cedido 2 empates, le avalan. Enfrente, y con la misma marca, el Real Madrid. La crítica deportiva pronostica un encuentro de extrema igualdad. Y acierta.

Lo que nadie imagina, es que el equilibrio lo va a agudizar el estado del terreno de juego. El cielo se abre sobre Valencia la mañana del 3-2-1929. Agua y más agua para que a las 14.50 horas de aquel domingo Mestalla sea una auténtica laguna. La sensatez invita a suspender el match pero Pelayo Serrano, tras reunirse con los capitanes Quesada y Ricardo Zamora, decide jugar y punto.

O al menos intentarlo. Porque el match es una verdadera lucha contra los elementos. Mal día para los artistas. El campo no invita más que a la pelea, pero los genios como Padrón pueden dejar huella en cualquier momento. Y el de La Isleta lo hará en el minuto 73'. Tras coger un balón rechazado consigue avanzar hacia el marco sin que nadie le de alcance y al llegar frente al meta Cabo aún tiene la serenidad de ceder el cuero en bandeja para que Bosch marque a placer (2-0).

Luego, con el gol de Lazcano y el empuje del cuadro merengue el final se torna agónico. Pero pese a ello y acabar con sólo 8 jugadores en el campo, el RCD Espanyol alcanza la orilla del triunfo (2-1) para proclamarse CAMPEÓN DE ESPAÑA por primera vez en toda su historia. Por aquel entonces, la máxima cima para un equipo de fútbol en nuestro país.

 padron05.jpg

 3-2-1929     RCD ESPANYOL - REAL MADRID   (2-1)

El RCD Espanyol campeón de España de 1929 forma en Mestalla antes de la final. De izquierda a derecha: Tena II, Broto, Bosch, Padrón, Kaiser, Rafael González, Zamora, Saprissa, Vantolrá, Solé y Trabal.

Son días de vino y rosas para el RCD Espanyol. Sus jugadores viven en la cresta de la ola y pronto llegarán recompensas mayores para algunos de los mejores.

El día 17-3-1929 España y Portugal inauguran el nuevo Estadio de la Exposición en Sevilla. Para la ocasión, el seleccionador nacional José María Mateos alinea 4 pericos y 7 madridistas en el once inicial. Todos estuvieron en Mestalla. No los hay mejores. El póker blanquiazul lo forman el indiscutible Ricardo Zamora y los debutantes Solé, Padrón y Bosch.

La actuación del canario no defrauda. De la manita final (5-0) los dos últimos llevan su firma (30' y 45'). Son tantos históricos ya que Padrón se convierte en el primer jugador del RCD Espanyol en anotar un gol con la camiseta de la selección española.

Pero si el debut como internacional siempre es una fecha recordada por todo futbolista, a "El Sueco" le esperaba un regalo todavía mayor. El 15-5-1929, y rodeado de una gran expectación, España se mide a la todopoderosa Inglaterra en el Estadio Metropolitano de Madrid. Mateos no puede formar con el ala izquierda blanquiazul. Crisanto Bosch se halla descalificado por 6 meses, por un supuesto intento de agresión al colegiado aragonés Adrados, en el transcurso del partido de Liga RCD Espanyol - Arenas de Getxo (1-2) jugado en Sarriá el 31-3-1929.

Tras remontar por dos veces (0-2) y (2-3), el match acaba con triunfo hispano (4-3) entre la locura general. Es la primera derrota de los pross fuera de las Islas. Todo un hito que permanece como página gloriosa en la historia de la selección española y de la que Padrón forma parte. El canario, aunque sin acierto en el tiro, es de los más destacados. Las palabras del capitán inglés Jack HILL (Newcastle United), ilustran claramente lo que "El Sueco" hizo aquella calurosísima tarde:

"Yo debía vigilar a Padrón; nos habían dicho muchas cosas de este jugador, por lo que estaba sobre aviso. Pero, ¿que era aquello que avanzaba sobre mi marco? ¿era un hombre o un demonio? Iba haciendo fantasías con el balón en plena carrera. Quedé maravillado, no solo yo, sino todos mis compañeros y cuando reaccionamos, teníamos el balón dentro de la red...

padron06.jpg

padron07.jpg 

15-5-1929     ESPAÑA - INGLATERRA   (4-3)

(FOTO SUPERIOR) La mítica formación hispana que acabó con la imbatibilidad inglesa en el continente. Entre ellos dos españolistas: Ricardo Zamora (portero) y Padrón (tercero por la izquierda).

(FOTO INFERIOR) Padrón controla el balón ante la atenta mirada del defensor inglés.

La campaña 1928-29 es un carrusel de emociones. Tras la Copa, y sin pausa posible, nace el nuevo Campeonato de Liga. Sobrado de fútbol el RCD Espanyol está en el grupo de favoritos. Con aquel equipazo estaban permitidos todos los sueños.

Al igual que otros damnificados, Padrón paga la factura de la final de Mestalla y no debuta hasta la 3ª jornada frente al CD Europa (3-1) en Sarriá. Media hora a todo trapo es suficiente para liquidar el partido. El canario, que sigue en estado de gracia, le pone el lazo al marcador anotando el tercer tanto (31'). Es su primer gol en Liga.

Pero contra todo pronóstico el campeonato se le hace eterno a los blanquiazules que no pasan de un decepcionante 7º lugar sobre 10 equipos. La larga sanción de Bosch y las lesiones de Solé en partidos clave influyen, pero queda la sensación de que falta profundidad de banquillo para competir en un torneo a doble vuelta.

Aunque lejos de optar al título, el papel del equipo mejora en la campaña 1929-30. Greenwell y los suyos alcanzan la 4ª plaza y dejan algún partido para el recuerdo. Como el del 5-3-1930 en Sarriá frente al Real Madrid. Con Padrón y Bosch formando ala, también se alinean de blanquiazul el ariete Pepe ALAMO y el medio Manuel ESPINO, antiguos compadres de "El Sueco" en aquel entrañable CD Santa Catalina y que finalmente decidieron salir de las Islas.

La tarde, histórica como pocas, es un paseo triunfal en toda regla y finaliza con una humillante paliza a los blancos (8-1) que, todavía a día de hoy, constituye la mayor goleada recibida por el Real Madrid desde el inicio de la Liga. Padrón marca dos goles (6-1 y 8-1) en los minutos 73' y 82'.

Ya en Copa, el bombo cruza a RCD Espanyol y Real Club Victoria. Por vez primera un conjunto de las Islas Canarias accede a disputar el Campeonato de España. Para Padrón el envite es algo más. Es un instante para la nostalgia. Pero en lo deportivo no hay piedad y la eliminatoria ya queda resuelta en la ida de Sarriá (5-1) con gol inicial de "El Sueco" (6').

Eliminado el Real Oviedo, los españolistas llegan a semifinales. Un paso más y podrán defender el título de campeones. Pero otra vez el Real Madrid se cruza en el camino. Mal asunto. Demasiadas cuentas pendientes. La final de Mestalla. El humillante (8-1) apenas dos meses antes.

El enésimo gol de Padrón (14') da la victoria al RCD Espanyol tras el primer match jugado en Sarriá (1-0). El partido es poco menos que una guerra y hasta necesita de una carga de la Guardia Civil para impedir la invasión del césped. En la vuelta de Chamartín, se reparte toda la leña que quedaba por dar y en un ambiente insoportable, el Real Madrid consuma la venganza (2-0). El campeón dice adiós a la final.

Aunque nadie puede preverlo, la eliminatoria marca un punto de inflexión en la carrera futbolística de Padrón, que a partir de ahí entra en un negro túnel. El de Chamartín será el último partido de verdad que Padrón dispute con la camiseta del RCD Espanyol. Y eso que tan solo cuenta 23 años.

 

- La súbita decadencia - 

Acechado por graves problemas financieros, aquel histórico RCD Espanyol, iba a desmoronarse pronto. En Agosto de 1930 Ricardo Zamora es traspasado al Real Madrid. Y a partir de ahí.....

Padrón entra en conflicto con la directiva. El canario reclama, o más bien exige, que un determinado directivo de la entidad le garantice el beneficio que se genere por la disputa de un partido a su favor. Esa es la condición para la firma de su ficha federativa. El club no transige y aduce que no tiene por que abonarle más allá de lo que la reglamentación federativa estipula, y que en su caso, es la cantidad más alta posible dada su condición de internacional.

El Campeonato de Catalunya 1930-31 se inicia con Padrón declarado en rebeldía. Finalmente el canario acaba firmando su contrato y disputa algún que otro partido, pero nada volverá a ser igual. Los españolistas, dirigidos ya por Patricio Caicedo juegan un torneo deplorable, y lo culminan con una humillante goleada en Les Corts (5-0). Es la gota que colma el vaso.

La directiva suspende de empleo y sueldo a Padrón por bajo rendimiento y no asistencia a los entrenamientos. El desencuentro entre club y jugador no tiene marcha atrás y el 5-12-1930, justo tres días antes de que el RCD Espanyol inicie la Liga 1930-31 en Chamartín, el de la Isleta firma por el Sevilla CF. Le acompañan Vantolrá y Espino, también a la greña con la cúpula rectora. Los andaluces pagan cerca de 100.000 pesetas por los tres jugadores. Todo un dineral para la época.

Padrón llora a lágrima en la estación de Francia. A pié de tren y junto a Paco Tena, que acude a despedirle, declara a un periodista:

"Marcho agradecido de toda la afición catalana y en especial de los socios españolistas, pero no me es posible decir otro tanto de la directiva del RCD Espanyol que me ha hecho las cuentas del Gran Capitán cuando he querido liquidar el mes y pico que me adeudaba. En total, las multas que me impuso recientemente sumaban más de lo que tenía que percibir, resultando que aun debo dinero al club. Te ruego que me despidas de todos los aficionados de Catalunya y les digas, en mi nombre, que me hubiera gustado quedarme aquí".

Tras dos intentos fallidos, ambos frente al Real Racing Club, que le impiden conseguir plaza en la 1ª División, los hispalenses confían en el arte de Padrón para militar entre los grandes. Pero lejos de ser una panacea, la llegada del canario se convertirá en toda una fuente de conflictos.

El sábado 17-1-1931, y cuando todavía no se cumple un mes desde su llegada, los jugadores se citan para tomar el tren en dirección a Castellón. El cuadro albinegro les espera en El Sequiol al día siguiente pero Padrón coge un taxi que le conduce al aeródromo de Tablada donde vuela con destino Madrid y desde allí a Barcelona por vía férrea.

Lo de "El Sueco" es una fuga en toda regla, que deja perplejo al fútbol español. Padrón aduce que el Sevilla CF le adeuda 20.000 pesetas pactadas en el momento del traspaso. El club, lógicamente, lo niega. Jamás se supo la verdad a ciencia cierta. Establecido en Barcelona, Padrón se convierte en un asiduo espectador en los partidos de Sarriá. Ver para creer. 

padron08.jpg

 PADRÓN, el primero de los agachados empezando por la izquierda, con la zamarra blanca del Sevilla CF. A su lado el también ex españolista Martín Vantolrá.

El conflicto se enquista y no logra desbloquearse hasta Febrero de 1932. Padrón, tras más de un año inactivo, acepta reincorporarse a la disciplina del club con la campaña 1931-32 enfilando hacia su recta final. Tampoco le irá mejor en la siguiente, ya que los blancos rozan el descenso. Al de la Isleta se le recrimina su vida bohemia y una actitud poco profesional. Y es que "El Sueco", todo un genio con el balón, también es un espíritu libre. Inquieto. Difícil de controlar. Caprichoso a veces.

Finalizada la temporada 1932-33 el club hispalense dice basta. La experiencia ha sido todo un fiasco. Tres años después de su llegada, el Sevilla CF continúa en 2ª División y Padrón no es más que una sombra del que maravillara al fútbol con la zamarra del RCD Espanyol.

El FC Barcelona, que llevaba tiempo tras sus pasos, será su próximo destino a partir de Junio de 1933. Pero las cosas no mejoran. Ni para los azulgranas, que completan una temporada nefasta y acaban penúltimos en la Liga 1933-34, ni para Padrón, al que le dan la baja en Abril de 1934. Por el camino alguna que otra sanción por vida desordenada.

Tras su salida del club de les Corts, el RCD Espanyol le da una segunda oportunidad. Nueve años después de su llegada en 1925, "El Sueco" vuelve a Sarriá. De su etapa gloriosa sólo quedan Solé, Prat, Bosch y Ramón Trabal, ahora en funciones de técnico. Pero ni él, con 27 años y muy bajo de forma física, ni el club, son los mismos. Su paso será efímero. Sólo 5 partidos del Campeonato de Catalunya. Nada más. Llegada la hora de inscribirlo para la Liga 1934-35 el club le da la baja.

El Girona CF parece dispuesto a ficharle, pero al final desiste. Para Padrón la campaña 1934-35 es un calvario. Sólo llega a jugar amistosos de carácter benéfico. Con la perspectiva de otro año en blanco piensa en la retirada, pero en Octubre de 1935 y con el campeonato ya en marcha, le llega una oferta del Olympique Alès de la 1ª División francesa. Padrón, inquieto y aventurero como siempre, no lo duda y parte al país vecino. Jamás volverá a pisar suelo español.

 

- Más allá del fútbol - 

Llegados a este punto es preciso adentrarnos en otros aspectos de la figura de Padrón, porque la decisión de abandonar España va más allá de lo meramente futbolístico.

El convulso devenir de la II República sube de tono a finales de 1934. La revuelta en Asturias y los sucesos del 6 de octubre en Barcelona incrementan la agitación política. Padrón, de convicciones anarquistas, vive cada vez más alarmado por su situación. La Ciudad Condal ha dejado de ser un lugar seguro para él. Partir hacia el sur de Francia no resulta una mala opción.

Su estancia en Alès (Languedoc-Rousillon) es corta. El Olympique, colista de la Liga 1935-36, baja a 2ª División y todos sus jugadores quedan en libertad. Más efímero será su paso por el AS Cannes (1936-37). El equipo anda bien, pero llegada la Navidad de 1936 el club de la Costa Azul prescinde de sus servicios. Para entonces España ya vive inmersa en su Guerra Civil.

 padron09.jpg

 Fotografía del AS Cannes correspondiente a la campaña 1936-37 en la que se ve al canario PADRÓN en la fila inferior en el lugar cuarto empezando por la izquierda.

Tras su paso por el AS Cannes la carrera deportiva de Padrón se desplaza al Norte de Francia. En la campaña 1937-38 milita en el FC Sochaux, con el que se proclama campeón de Liga. Su papel, no obstante, es más bien secundario. Sólo juega 8 de los 30 partidos del torneo y anota 2 goles.

Próxima parada FCO Charleville (1938-39). De campeón de Francia, a la 2ª División. En España cesa el fuego de las armas, pero la paz sigue lejos de su vida. La Alemania nazi lleva tiempo exhibiendo su beligerancia y en Setiembre de 1939 la amenaza toma cuerpo con la invasión de Polonia y el inicio de la 2ª Guerra Mundial.

Las persecuciones políticas están a la orden del día. Toda precaución es poca. Para el inquieto Padrón, cambiar de equipo pasa a ser algo más que una mera cuestión deportiva. Variar el rumbo. No dejar pistas. Todo cuenta. Para la campaña 1940-41 "El Sueco" se compromete con el Red Star de París, todo un clásico del fútbol francés.

Un año y no más. Ocupada por los alemanes desde Junio de 1940, la capital gala es un foco de peligro para un Padrón idealista y que a través del Partido Comunista se incorpora a La Résistance.

Su continuo ir de aquí para allá le lleva finalmente al prestigioso Stade de Reims donde pese a sus 34 años juega dos temporadas (1941-42 y 1942-43), en la que será su última actuación en la pasarela del gran fútbol.

A partir de ahí, la lucha. El Padrón activista. El que fiel a sus ideas combate pertinazmente el fascismo y el que, enrolado en la II División blindada al mando del General Leclerc, participa en la liberación de París el 25 de agosto de 1944.

Concluida la ocupación alemana y finalizada la guerra Padrón continúa residiendo en Francia, pero de ahí en adelante, poco o nada se sabe de su vida en el país vecino. ¿Siguió jugando al fútbol?. ¿Prosiguió con su activismo político?. ¿Qué fue del célebre "El Sueco"?. Durante años todo fueron rumores y especulaciones carentes de fundamento.

Con el paso del tiempo y en ausencia de noticias fidedignas sobre su paradero, el enigma sobre su suerte no hizo sino aumentar su aura y alimentar la leyenda. Porqué Padrón fue el primer futbolista canario en vestir la elástica de la selección española, y todavía hoy es considerado por muchos expertos como el mayor talento futbolístico que haya dado jamás el archipiélago.

El misterio tardó muchísimos años en ser descubierto. Lo aclaró finalmente José Rivero periodista del diario "La Provincia" de Las Palmas que, tras años de investigación exhaustiva, logró en Enero de 2003 el documento que demostraba que el mítico Padrón había fallecido el día 3-12-1966 en el Hospital Pitié de Salpêtrière de París a la edad de 59 años (pese a que la certificación cita que Padrón había nacido el 5-5-1909 en realidad había venido al mundo el 5-5-1907).  

padron10.jpg 

Más allá del histórico testimonio, la investigación de José Rivero aporta muchas más cosas acerca de Padrón. Gracias a ella puede certificarse gran parte de la trayectoria deportiva del de la Isleta en territorio francés y también su compromiso político en la lucha con La Résistance y en pos de la liberación de Francia.

Pero como bien afirma el periodista canario, también quedan aspectos en los que cabe profundizar. No está claro todavía si el Stade de Reims fue su último equipo. Hay quien asegura que, finalizada la guerra, Padrón siguió jugando algún que otro año en algún conjunto de la propia ciudad de París. Otros le sitúan en el Clermont Ferrand la campaña 1943-44. No está claro.

Tampoco existe certeza sobre si quedó malherido durante el asalto final de las tropas aliadas a París. Algunas fuentes apuntan que "El Sueco" habría salido malparado al estallarle una mina durante una refriega a orillas del Sena.

Sobre Padrón quedan aún bastantes aspectos sobre los que profundizar. Esperemos que futuras investigaciones permitan avanzar y dar luz sobre las incógnitas que todavía existen sobre su figura.

De lo que no hay ninguna duda es que "El Sueco" fue uno de los futbolistas más importantes del fútbol español en la época de preguerra y que su máxima expresión como jugador de verdadera élite, sólo se vio con la camiseta blanquiazul del RCD Espanyol. Con ninguna más.

- Estadísticas RCD Espanyol -

padron11.png 

 

- Agradecimientos -

Para la confección de este artículo ha sido necesario consultar diversas obras y contar con la colaboración de varios analistas.

En el apartado de las obras cabe destacar dos: En primer lugar "CIEN AÑOS DE FÚTBOL CANARIO" escrita por Javier Domínguez García y que en sus dos volúmenes ya publicados es referencia obligada para todo el que quiera conocer en profundidad los avatares del balompié isleño. No le va a la zaga "LOS 32 FUTBOLISTAS CANARIOS DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA (1029-2010)" a cargo de Juan Galarza, Luis Padilla y Juan S. Sánchez, y sin la colaboración de los cuales no hubiera sido posible localizar el artículo de José Rivero publicado en el diario "La Provincia" y que aporta la prueba definitiva de la fecha en que murió Padrón.

Ya para finalizar agradecer a mi buen amigo Jorge Valverde la colaboración prestada en la localización de parte del material fotográfico del artículo. 

Oriol Pagés (Pericos on line)

Publicat el 26/3/13 

<< Tornar Fer comentari 43379 | 10 | Imprimir | Enviar


 30/04/2018 La noche más inolvidable
 28/12/2017 Venganza inmediata
 17/05/2017 Cuentas pendientes
 06/03/2017 &#128249; Panenka en el Plantío
 18/01/2017 Siete minutos para volver al cielo
 10/12/2016 Pasajero 750
 04/10/2016 &#128249; RCD Espanyol y Zona Cesarini
 02/06/2016 En lo alto de la tribuna
 24/03/2016 CITA INOPORTUNA
 11/01/2016 DUDA RESUELTA
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8