AVUI A POL

Sentado en el Travesaño

El partido regalado 

El 4 de marzo de 1923, cuando todavía no se había cumplido un mes desde la apertura de Sarriá, RCD ESPANYOL y CD Europa disputaron un encuentro muy especial. Por las circunstancias que lo rodearon. Por lo acaecido en los instantes previos a su disputa. Una historia que arranca mucho antes y que merece ser relatada con todo detalle.

Si hay alguna temporada convulsa en la larga historia del RCD ESPANYOL esa es la 1922-23. Mucho antes de que diera comienzo el Campeonato Nacional de Liga. Un nombre la iba a marcar de principio a fin: Ricardo ZAMORA.

El guardameta, un perico de cuna, y que tras su gran actuación en la Olimpiada de Amberes ha adquirido una enorme proyección internacional, juega en el FC Barcelona. Pero el mecenas españolista Genaro de La Riva quiere recuperarlo para que retorne a su antiguo club. Un RCD ESPANYOL a la deriva y que ha penado como nunca para salvar la 1ª Categoría del Campeonato de Cataluña, tras superar una dramática promoción contra el España. No obstante, el proceder para conseguir los servicios del arquero, va a generar una honda polémica.

regalado01.jpg

Genaro de la Riva

En aquellos tiempos no existían los contratos tal y como los entendemos en la actualidad. Al menos en teoría, el fútbol era totalmente amateur, y la vinculación de un club con un jugador se producía simple y llanamente mediante la firma de una ficha federativa y abarcaba únicamente el período de la temporada en curso. En primera instancia y cara a la próxima temporada, Zamora lo había hecho por el FC Barcelona en Junio de 1922, pero apenas un mes más tarde y, seducido por las promesas de don Genaro que conocía sus problemas económicos con la directiva azulgrana, también lo hizo por el RCD ESPANYOL. Y ahí empezó el lio.

A priori, la cosa estaba clara. Si Zamora había firmado en primera instancia su ficha con el FC Barcelona...... ¿a que venía tanta discusión? ¿Por qué el RCD ESPANYOL reivindicaba su derecho a inscribir al arquero?.

Aquel verano, los organismos federativos habían introducido una variación en el modelo de fichas que se venía utilizando regularmente. Se sustituían las antiguas, por unas de una coloración diferente y en las que se incluían más datos. Asimismo, se ampliaba el plazo de firma. Y a eso se agarraba Genaro de la Riva y el RCD ESPANYOL. Zamora había firmado la cartulina antigua con el cuadro azulgrana, y la de nuevo formato con el RCD ESPANYOL. ¿Argumento aceptable? o ¿Mera treta?.

La duplicidad de firmas por parte del meta era tan evidente, como que su primera voluntad fue permanecer en el FC Barcelona. Luego vino la oferta de Don Genaro y más tarde su negativa a seguir vistiendo de azulgrana. De hecho, y mientras la Federación Catalana (en adelante "Catalana") estudiaba la denuncia del eterno rival, Zamora llegó a jugar diversos amistosos defendiendo los colores del RCD ESPANYOL. Una provocación en toda regla que el universo culé no podía tolerar. Pero, ante todo, un barullo descomunal dados los litigantes y el personaje en cuestión.

Finales de Agosto de 1922. El dictamen de la Catalana no se hace esperar y Zamora, al igual que otros jugadores, es descalificado con una sanción de 3 meses por duplicidad de firmas. No podrá volver a jugar hasta el 30-11-1922 y, finalizado ese período, deberá reincorporarse al FC Barcelona, o no jugar hasta la próxima campaña. Por si quedaban dudas, el acuerdo es ratificado días más tarde por la Asamblea de la Federación Española (en adelante "Nacional").

En ese contexto, da comienzo el Campeonato de Catalunya y el RCD ESPANYOL, obviamente sin Zamora, disputa sus 3 primeros partidos. Pero el pleito, lejos de quedar en vía muerta, sigue su curso legal ya que el cuadro periquito presenta un recurso ante la Nacional. Y el bombazo llega a finales de Octubre, cuando el día 27 ésta resuelve favorablemente el recurso de Zamora y del propio RCD ESPANYOL, revocando el castigo impuesto al guardameta y argumentando inexistencia de duplicidad  en las fichas.

La resolución es una puñalada para la Catalana que queda desautorizada, y marca el inicio de un largo litigio entre organismos federativos que inundará las páginas de los rotativos deportivos....... y no tan deportivos.

Más allá de los argumentos legales esgrimidos, en el trasfondo de la resolución emitida por la Nacional muchos ven la influencia del inminente partido internacional PORTUGAL - ESPAÑA a disputar en Lisboa el 17-12-1922. En aquellos tiempos un match de selecciones suponía una cuestión de orgullo nacional y no era lo mismo afrontarlo sin Zamora descalificado, que con "El Divino" bajo palos.

Liberado de la sanción, el RCD ESPANYOL alinea inmediatamente al meta en el Campeonato de Catalunya. Frente a UD Sans, FC Barcelona y CD Europa. Pero lejos de estar finiquitado, al conflicto le quedan todavía capítulos por escribir.

regalado02.jpg

                              Les Corts - Campeonato de Catalunya

                    12-11-1922    FC BARCELONA - RCD ESPANYOL   (1-0)

Una vez recalificado por la Nacional, Ricardo Zamora forma como guardameta blanquiazul. Aquí le vemos, precisamente en Les Corts. El que fuera su feudo en años anteriores.

Una vez disputado el match frente a Portugal, las presiones de la Catalana, a las que no son ajenas destacadas personalidades cercanas al FC Barcelona, acaban surtiendo efecto y el 22-12-1922, la Nacional reestudia el caso y vuelve a considerar a Zamora como jugador azulgrana a todos los efectos a la par que le vuelve a descalificar. Pero ahora con consecuencias graves para el RCD ESPANYOL, ya que deberá repetir aquellos encuentros en los que alineó al guardameta y en los que obtuvo un resultado favorable. Concretamente dos. Uno frente a la UD Sans y otro ante el CD Europa. Recuerden este dato. Posteriormente, volveremos sobre él.

Más allá del caso Zamora, aquellos de diciembre de 1922, son días cruciales para la historia del club blanquiazul. Antes de que doble el año, se coloca la primera piedra del que será su nuevo estadio: Sarriá. No le queda otro remedio. Acaba de ser desahuciado de su antiguo feudo cerca del Hospital Clínico y debe tirar de piqueta y excavadora para levantar su nuevo hogar. Una cuestión de supervivencia. Vivir en alguna parte, antes que morir en la calle. De eso se trata.

Mientras, CD Europa y FC Barcelona siguen su enloquecida carrera hacía el título de campeón de Catalunya. El 18-2-1923, precisamente el día en que Sarriá abre sus puertas por primera vez en un partido frente a la UD Sans, gracienses y azulgranas juegan un match crucial en terreno del CD Europa que paraliza a la Catalunya futbolística. Es el partido cumbre del torneo y una victoria del cuadro escapulado le otorga virtualmente el título. Pero la temporada va de accidente en accidente y el match no llega a jugarse. Es tal el gentío que se agolpa en las puertas del terreno de juego, que el Gobernador Civil ordena su suspensión para evitar un grave problema de orden público. Cargan los guardias a caballo. Gran tensión en la calle.

Acusado de expedir más tickets de los que el aforo de su campo permite, a la directiva del cuadro europeísta se la sitúa en el centro de la diana, y no son pocas las voces que piden una sanción deportiva para los escapulados.

Finalmente, y tras días de debate, la Catalana permite a los gracienses disputar el match en su propio feudo el 15 de marzo, pero a la vez le impone duras sanciones: una multa de 9.000 pesetas (un dineral para la época) y la inhabilitación de su directiva por 5 años. La indignación europeista con la Catalana por supuestas injerencias del FC Barcelona en sus resoluciones, enrarece más el ambiente del torneo.

Pero para llegar con vida a ese decisivo match, el CD Europa está obligado a vencer al RCD ESPANYOL en Sarriá. ¿Recuerdan aquellos 2 partidos que se debían repetir por alineación indebida de Zamora? Pues ese, es uno de ellos. La cita, el 4-3-1923. Apenas 10 días antes del crucial enfrentamiento entre culés y europeístas.

Ocasionalmente, RCD ESPANYOL y CD Europa se ven unidos. De una parte, frente a una Federación Catalana que les ningunea, y en la que ven un organismo más cercano a los intereses azulgrana que a los mínimos cánones exigibles de neutralidad. De otra, frente al FC Barcelona. Los unos por su ancestral rivalidad, especialmente agravada por el affaire Zamora. Los otros por la disputa de un título al rojo vivo y agraviados por los recientes acontecimientos.

Libre de problemas clasificatorios, poco se juega el RCD ESPANYOL, más allá del honor. Pero al CD Europa le va a vida. Vencer, es llegar con posibilidades al encuentro decisivo frente al FC Barcelona de la semana que viene. No hacerlo, supone perder opciones a un título por el que tanto se afanó.

La cita es a las 15.15. Y a la hora en punto Sarriá presenta una entrada notable. Forma el CD Europa con su equipo de gala. Allí está el meta Bordoy, Cros, Pelaó, Olivella y otros tantos. El RCD ESPANYOL sale con: Vilarrodona; Elías, Sanahuja; Olariaga, Tonijuán, González y Juanico.

Si, han oído bien. No hay error. Cuando el colegiado señor Castillo forma a los equipos, los españolistas saltan al terreno de juego con tan sólo 7 jugadores. Canals, Llauger, Trabal y Ventura permanecen en el vestuario. ¿Descuido? ¿Error?.

El colegiado concede 10 minutos de gracia, pero al persistir la incomparecencia del RCD ESPANYOL al completo, y ante la reglamentaria protesta del capitán del CD Europa, consulta con sus jueces de línea y decide finalmente levantar acta de lo ocurrido, declarando vencedor al conjunto graciense que se adjudica los puntos sin necesidad de jugar.

regalado03.jpg

Sarriá - Campeonato de Catalunya

4-3-1923    RCD ESPANYOL - CD EUROPA   (1-4)

Imagen del match. Vilarrodona, meta españolista, despeja el balón en la portería de Gol Sur ante la presencia del defensa blanquiazul Canals.

Instantes después, los 4 jugadores "despistados" del RCD ESPANYOL saltan al césped y se acaba disputando un encuentro que no es más que un paripé de carácter amistoso, para contentar al público congregado en las gradas. Vence el CD Europa (1-4), un equipo que en aquel momento era muy superior al españolista. ¿Descuido? ¿Error?...... No lo duden. Una venganza en toda regla ante el enemigo común y la Catalana.

Sin duda una praxis poco edificante y cuyo efecto final se podía haber conseguido con otro proceder más sibilino. Llegada la hora de la verdad y en aquellos momentos de tanta convulsión, no obstante, el conjunto blanquiazul decidió canalizar su malestar por la vía tremendista.

regalado04.jpg

Sarriá - Campeonato de Catalunya

4-3-1923    RCD ESPANYOL - CD EUROPA   (1-4)

Vilarrodona, meta españolista, bloca el balón ante la presencia de la delantera rival. 

Días más tarde, el célebre match entre CD Europa y FC Barcelona que tantos ríos de tinta hizo correr, acabaría en empate (2-2) y el título regional tuvo que dilucidarse en un partido de desempate disputado en Girona. Gracias a un solitario gol de Alcázar, los escapulados acabaron triunfando (1-0) y se proclamarían por primera vez en su historia Campeones de Catalunya.

Y la cosa no quedaría aquí. Tan competitivo era aquel conjunto del CD Europa, que incluso llegaría a la Final del Campeonato de España, pero acabó perdiéndola en Les Corts frente al Athletic Club (1-0). Fue un epílogo decepcionante para el cuadro graciense, ya que no logró acceder al último escalón. El de la gloria. Pero con el paso del tiempo aquella desilusión quedaría recompensada.

Al igual que para el RCD ESPANYOL lo fueron los subcampeonatos de 1911 y 1915, el de 1923 para el CD Europa acabaría siendo el salvoconducto para formar parte del selecto grupo de 10 equipos que disputarían el 1er Campeonato Nacional de Liga en la campaña 1928-29 y del que recientemente se han cumplido 90 años de vida.

Oriol Pagés

<< Tornar Fer comentari 10616 | 0 | Imprimir | Enviar


 23/05/2019 Otra vez Europa
 04/12/2018 Noche de cristales rotos
 30/04/2018 La noche más inolvidable
 28/12/2017 Venganza inmediata
 17/05/2017 Cuentas pendientes
 06/03/2017 &#128249; Panenka en el Plantío
 18/01/2017 Siete minutos para volver al cielo
 10/12/2016 Pasajero 750
 04/10/2016 &#128249; RCD Espanyol y Zona Cesarini
 02/06/2016 En lo alto de la tribuna
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8