AVUI A POL

Pericos con botas

 AQUEL GOL DE LAMATA 

Hay jugadores legendarios. Irrepetibles. Cuya singladura necesita de hojas y más hojas para poder explicarse con un mínimo de seriedad. Otros, sin embargo, a menudo más anónimos, se recuerdan por hechos puntuales. A veces por un simple gol. En clave perica, y así de repente, me vienen a la memoria Idígoras, Morel, Albesa......y Lamata.

Formado en la cantera de la SD Beasaín, LAMATA (Miguel Angel Lamata Bravo - Beasaín 11-5-1947), siguió su carrera en la SD Eibar donde pronto llamó la atención del Atlético de Madrid que lo contrató en Julio de 1967.

Interior de ambas bandas e incluso delantero centro, LAMATA tenía alma de media punta. Dotado de buena técnica remataba con ambas piernas. Era buen cabeceador. Ese tipo de jugador indetectable que llega desde atrás. Algo inconstante, eso sí. Frio. Cerebral. Propenso a lesionarse.

Sin sitio en el primer equipo, el cuadro colchonero lo cede al CD Badajoz en Noviembre de 1967 reclamado por Adrián Escudero, vieja leyenda rojiblanca que acaba de aterrizar en el banquillo pacense y busca refuerzos para reflotar a un equipo hundido en la tabla.

LAMATA destaca en El Vivero y anota 6 goles. Insuficientes para evitar el descenso, pero válidos para retornar al Manzanares. A un Atlético Madrid que viene penando por la Liga alejado de los puestos de privilegio.

Sin apenas protagonismo en la temporada 1968-69 (apenas 6 encuentros en Liga), las cosas se complican para LAMATA con la llegada de Marcel Domingo al banquillo rojiblanco. Siempre fue difícil competir con Luis, Gárate e Irureta, pero la llegada del técnico francés significa su ostracismo total. De hecho, pasa a formar parte del Reyfra Atlético, precedente de lo que posteriormente será el Atlético Madrileño, y que por aquel entonces milita en la 3ª División. Una tortura para LAMATA, pero que el de Beasaín no puede refutar con argumentos ya que el título de Liga vuelve a las vitrinas rojiblancas.

lamata01.jpg

LAMATA (segundo por la izquierda de la fila de abajo) formando con el Reyfra

La campaña 1970-71 no varían las circunstancias. Sigue el Reyfra. Sigue el olvido. El club le concede la carta de libertad y para no perder la forma se entrena......... en el Santiago Bernabéu. El fútbol parece haberle dado la espalda, hasta que en Febrero de 1971 recibe la llamada del RCD ESPANYOL. De vuelta a la elite y de la mano de Fernando Daucik, los blanquiazules no le meten un gol al arco iris y, doblado el ecuador de la Liga, empiezan a verle las orejas al lobo. Consciente de que la apuesta por su hijo Yanko no da más de sí, que Re ya no es el que era y que Amiano tan solo es un proyecto de delantero aun por madurar, la directiva de Meler decide dar un paso al frente para evitar disgustos.

No hay mucho donde escoger. Pero algo habrá hacer cuando tras 22 jornadas de Liga, sólo has conseguido 12 goles y el descenso empieza a asomar las orejas. Finalmente serán 3 refuerzos de una tacada: PEPIN, al que se repesca de su cesión a la UD Sant Andreu. DOCAL, un ariete santanderino, libre de compromiso, que venía actuando en el Club Oro de Guadalajara de la ya finalizada Liga mejicana, y LAMATA. Tras unos días a prueba en Sarriá, el delantero vasco acaba convenciendo a Daucik y firma contrato como blanquiazul.

lamata02.jpg

La puesta de largo de los refuerzos llega el 28-2-1971 en Sarriá frente al Athletic Club. Sancionado José María tras su expulsión el domingo anterior, Daucik se olvida de su hijo, de Re y de Amiano. La delantera la forman Solsona, Carbonell, Docal, Lamata y Pepín. La apuesta funciona y un solitario gol de Pepín en el minuto 61' supone la balsámica victoria (1-0). Se nota el aire fresco de los nuevos y LAMATA cuaja una excelente actuación.

En partidos sucesivos, los nuevos siguen insuflando energía positiva al equipo. PEPÍN logra un importante gol en el empate de La Romareda (2-2) y Docal abre el marcador para la victoria frente al Elche CF (2-0) en Sarriá con la que se certifica, casi matemáticamente, la salvación. La temporada, que auguraba apuros hasta el final, concluye con menos apuros de los previstos. De hecho, aquel RCD ESPANYOL - VALENCIA CF de la última jornada, que tanta preocupación despertaba meses atrás, se disputará con el club blanquiazul libre de todo apuro. Pero no será un partido más. Las circunstancias quieren que el cuadro de Daucik sea poco menos que el juez de la Liga.

Llegados a los últimos 90 minutos del torneo, Valencia CF, Atlético Madrid y FC Barcelona optan al título. Sólo el cuadro "che" tiene la llave de su destino. Con puntuar en Sarriá, será campeón. Si no lo hace, quedará a expensas de lo que ocurra en el Manzanares, en un duelo que enfrenta a los otros 2 aspirantes.

Ni que decir tiene que colchoneros y culés imploran una victoria perica que les abra la puerta del campeonato. Si, por una vez los azulgranas desearan como nunca un triunfo del RCD ESPANYOL. Llevan ya una década sin cantar el alirón. Demasiado tiempo. Un vistazo a la hemeroteca nos deja imágenes tan curiosas como ésta.

lamata03.jpg

Foto Mundo Deportivo 14-4-1971. Vic Buckingham entrenador delFC Barcelona arrodillado en modo de súplica ante Fernando Dauciksobre el césped de Sarriá. Entre ellos un joven José María Minguella, por aquel entonces integrante del cuerpo técnico azulgrana.

La tarde del 18-4-1971 llega la gran fiesta de la Liga en Sarriá y el Manzanares. El feudo perico se tiñe de blanco valencianista. Con Di Stefano en el banquillo, los de Mestalla esperan dar rienda suelta a los petardos que llevan en el bolsillo. Están a 90 minutos de una mascletá de las suyas. Llevan esperando desde 1947. 

Sin nada en juego, pero con la importancia de saber que todo el mundo le mira, el RCD ESPANYOL salta al campo investido con la toga de Juez de la Liga. No va a ser un disfraz para la ocasión. Sin nervios y descarados, los de Daucik cuajan el mejor partido de la temporada. Liberados de una vez por todas, meten al Valencia CF en su campo y le hacen saber que no va a ser campeón por que sí.

lamata04.jpg

18-4-1971 - RCD ESPANYOL - VALENCIA CF (1-0) 

Formación del RCD ESPANYOL en el encuentro decisivo de la Liga. LAMATA en el centro de la fila inferior.

Al descanso (0-0) en Sarriá y también en el Manzanares. El Valencia CF sigue vestido de campeón, pero el rostro de su afición en las gradas refleja angustia. No es dueño del partido. Se juega a lo que quiere el cuadro blanquiazul. Y el panorama no va a cambiar en la 2ª parte.

El balón sigue merodeando el arco de Abelardo. Y llega el minuto 65'. Falta contra el Valencia CF en la posición teórica del extremo izquierda. Allá que va la zurda de José María. Un guante. El balón sobrevuela el corazón del área "ché" donde encuentra la testa de LAMATA que lo emboca a la red entrando desde atrás. Sin noticia alguna de la zaga valencianista, Abelardo queda retratado sin remisión (1-0). 

lamata05.jpg

18-4-1971 - RCD ESPANYOL - VALENCIA CF (1-0) 

Gol Sur de Sarriá. LAMATA (9 a la espalda) acaba de cabecear el único gol del match.

De manera casi simultánea, el FC Barcelona ha tomado ventaja en el Manzanares (0-1) gracias a una diana de Martí Filosía pero inmediatamente, y apenas sacado el balón desde el círculo central, Luis Aragonés restablece el empate (1-1). Todo ha pasado en el lapso de un par de minutos. Casi al unísono con el barullo del gol en Sarriá.

Aun derrotado, el Valencia CF sigue siendo campeón porque el empate del Manzanares neutraliza a los aspirantes. Pero si no marca, ese será el último salvavidas que le reste a los valencianistas. El gol de LAMATA los tiene contra la pared. A los jugadores en el campo, nerviosos e incapaces de dar 2 pases seguidos, y a sus seguidores en la grada, paralizados por el miedo y más pendientes del transistor que de lo ocurre sobre el césped.

Los 25 minutos que le restan a la Liga son un carrusel de emociones. Aunque volcado sobre Reina, el Atlético de Madrid no logra ver puerta. En Sarriá, el presunto campeón hace tiempo que dejo clara su impotencia. Así que, mejor mirar al Manzanares. Puede que allí esté la llave del título.

El clima de expectación es insuperable y, la radio, el verdadero protagonista de aquel inolvidable domingo. La meta de Reina se ve agobiada por momentos, pero los colchoneros, privados de Gárate lesionado en el primer tiempo, no logran ver puerta. Y así hasta el final. En medio de una frustración colectiva, el partido de Madrid finaliza en primer lugar (1-1). La noticia llega a Sarriá y el Valencia CF, aun medio tembloroso, juega los últimos minutos del match sabiéndose campeón. Le salva la carambola del Manzanares. Nadie contaba con esa combinación, pero acabó dándose.

El RCD ESPANYOL cumplió. Ejerció de juez con dignidad. Nadie pudo reprocharle nada. Si el Valencia CF acabó alzando el título, no fue por dejadez perica.

Aquel gol fue el único que conseguiría LAMATA con la camiseta del RCD ESPANYOL. El gol de un ex colchonero, que bien pudo hacer campeón a su antiguo equipo con Marcel Domingo al frente, el técnico que no le quiso en el Manzanares. Un gol histórico que pudo cambiar el curso de aquel inolvidable Campeonato Nacional de Liga 1970-71, pero que finalmente no evitó el alirón valencianista en Sarriá.

El de Beasain, seguiría enrolado en el RCD ESPANYOL la campaña 1971-72, pero sin demasiado protagonismo. Posteriormente, en Enero de 1973 abandonaría la disciplina del club para firmar por el Sevilla CF.

El pasado 29 de agosto falleció a la edad de 72 años. Se fue LAMATA. Sin ningún género de dudas, un jugador como tantos otros en la historia del club, pero que siempre irá ligado a aquel gol. A un gran testarazo con el que el RCD ESPANYOL pudo cambiar el nombre del campeón de Liga. Por siempre y para siempre, el gol de LAMATA.

Oriol Pagés
<< Tornar Fer comentari 5205 | 0 | Imprimir | Enviar


 25/02/2019 Idígoras: el gol de 'la ascensión'
 06/11/2018 6/11/18
 25/09/2018 'El Bolita' Carranza
 12/09/2017 José Manuel, siempre en el recuerdo
 01/05/2017 'Cata', un duro con sonrisa de ángel.
 28/02/2017 Lauridsen, The Big John
 08/01/2017 Vicente, el Nuevo Grapas
 03/11/2016 Marcet, arte inteligente
 13/09/2016 &#128249; Ortiz Aquino: buen pie, mala cabeza
 11/05/2016 CUESTA, CON BUEN PIE
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7