AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

Matías Vargas: la paciencia es fundamental

¿Qué ha pasado con Matías Vargas? Esta es una de las grandes preguntas que nos deja esta temporada, aunque esta cuestión es perfectamente extrapolable a muchos otros jugadores de la plantilla. Será un año de aprendizaje para el ‘Monito', sin duda. Un momento que debía llegar tarde o temprano en su carrera y que agradecerá seguro. Y puede que no sea el último. Es cierto que el curso actual del equipo, como el suyo, ha sido decepcionante, pero no por ello hay que tirar la toalla ni sentenciarle. Todavía tiene mucho margen para romperla. En este texto vamos a tratar de explicar los porqués de su floja primera temporada en el fútbol europeo. La importancia del contexto que se ha encontrado, el proceso de adaptación y los sucesivos cambios en el banquillo, sobre todo los dos últimos, han tenido mucho que ver. 

Hablamos de un Matías Vargas que llegó al Espanyol siendo un extremo que rendía muy bien por la izquierda, a pierna cambiada, bajo las órdenes de Gabriel Heinze en Vélez Sarsfield. Se hizo pieza fundamental del equipo, el gran líder, y su nivel le llevó a tener chances en la Selección Argentina. Pero en Europa, y en España en particular, la naturaleza del juego y los futbolistas es distinta, exige otros retos. Algunos prácticamente nuevos, otros mucho más complejos de los que se encontraba habitualmente el ‘Monito' en su país. La velocidad a la que se juega, el ritmo, el tipo de marcaje, las exigencias defensivas o la táctica. La adaptación tarda y este proceso no es fácil hacerlo de un día para otro.

Matías se fichó en un contexto donde el equipo se pasaba el partido en campo contrario durante largas fases del mismo y en ese sentido, sus condiciones encajaban perfectamente en la idea de juego que quería proponer David Gallego. Capacitado para encarar desde la amplitud o recibiendo entre líneas, atrevido y descarado con balón, con desborde y 1vs1, ofreciendo conducciones para superar rivales, visión de juego y último pase y un nivel técnico suficientemente alto como para asociarse bien en espacios reducidos. Un jugador carismático de carácter fuerte, excesivamente individualista en ocasiones, características más bien escasas en la plantilla blanquiazul por aquél entonces, que definían -y lo siguen haciendo- su perfil 'canchero', un rasgo muy particular del fútbol argentino. 

Pero lejos de sembrar dudas en sus primeros pasos con la camiseta del Espanyol, Vargas fue una de las (pocas) notas positivas del inicio de temporada. Partiendo desde banda izquierda, su posición natural, dejó actuaciones interesantes que invitaron al optimismo y a aumentar la expectación. El fichaje más caro de la historia del club en su día, desconocido para el gran público, 21 años y sin experiencia en Europa. Futbolista estudiado, analizado, seguido en directo y valorado en su día por la Dirección Deportiva. Una apuesta clara y consensuada del club que trabajó en silencio durante meses. El tipo de fichaje que, por la manera de llevarse a cabo, el trabajo de scouting y el factor de riesgo que implica, aunque siempre se trate de minimizar al máximo, resulta, a mi modo de ver, de lo más apetecible e interesante en el mundo del fútbol.

Una de las conclusiones que se pueden extraer tras esta temporada es que el baile de entrenadores ha perjudicado a muchos jugadores. Demasiados, quizás. Si decíamos que con Gallego, pese a los resultados obtenidos, Matías Vargas había encontrado un contexto que pretendía, con más sombras que luces, potenciar sus condiciones, con Machín primero y Abelardo después no se puede decir lo mismo. El Espanyol, tras la destitución del primer técnico, se ha alejado cada vez más de lo que le llevó a jugar Europa. No ha sabido escoger un entrenador que favorezca las características de la plantilla. Y para jugadores como Matías Vargas, esto ha significado un bache importante. Cierto es que su rendimiento, como el de muchos de sus compañeros de la actual plantilla, va ligado al rendimiento del equipo. Algo que debería tenerse en cuenta en las próximas planificaciones para compensarlo. 

Con la llegada de Machín cambió la idea, cambió el sistema y Vargas empezó a jugar en el perfil diestro del ataque. El encaje del argentino en este sector no convenció demasiado. Más que la posición, que era evidente que su rendimiento bajaba muchísimo cuando se alejaba de la izquierda, parecía que todavía necesitaba interpretar mejor lo que exigía el juego, sobre todo en ataque, y tratar de controlar más las pérdidas, ya que algunas de ellas fueron importantes. Pero si hablamos de los errores que ha tenido el ‘Monito' con balón, también hay que resaltar la mejoría que debe exigirse sin él. La fase defensiva es el gran pero de Matías, la fase del juego con la que más ha sufrido en su primer año en España. El posicionamiento, el cómo y cuándo saltar a presionar, perfilarse mejor o las ayudas defensivas son algunos de los conceptos que deberá mejorar en el futuro si quiere consolidarse en el fútbol europeo. 

La lesión que sufrió y la llegada de Abelardo en un contexto muy delicado por la situación en la clasificación le restaron definitivamente el protagonismo. De nuevo, la idea del técnico asturiano no favoreció a nuestro protagonista, que nunca pudo sentirse cómodo con el juego directo y segundas acciones que planteó el Espanyol a partir de enero. El futbolista necesita continuidad, partidos y confianza, algo que todavía no ha encontrado Matías Vargas en el EspanyolSi no sigue Abelardo, la elección del arquitecto de la temporada que viene será muy importante

Hay que tener mucha paciencia. El ‘Monito' es uno de los grandes activos del Espanyol y tiene un potencial y un talento que tarde o temprano tendrá que explotar. Mejor aquí que en otro sitio. Hay que cuidar al jugador. Otro día hablaremos de Melendo

Joan Camí

@JoanCami       


 05/08/2020 Vicente Moreno ante el reto del ascenso
 13/07/2020 Cares noves
 18/05/2020 El regreso a Europa
 15/04/2020 Javi Puado en Zaragoza, un match en toda regla
 10/04/2020 El caso de Ferran Jutglà
 05/04/2020 Nico Melamed, un medio centro ofensivo de futuro
 24/03/2020 El canvi
 02/03/2020 Córrer molt i córrer bé
 28/02/2020 Calero és recuperable
 20/02/2020 Analizando al Wolverhampton
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 11