AVUI A POL

Since 1900 per Marc Palau

David López, pivote
Abelardo llegó a Barcelona con una idea muy clara en relación a la figura de David López; debía volver al mediocampo, más concretamente al pivote, posición que lo hizo grande y le permitió jugar en San Paolo, cuna del fútbol europeo. El de Sant Cugat abandonó el Espanyol con 24 años para poner rumbo a Nápoles por petición expresa de un Rafa Benitez que lo convirtió en un intocable en el 11 tanto en Serie A cómo en Europa League. Llegó Maurizio Sarri a Nápoles pero la titularidad de David López no era negociable. El técnico italiano adelantó la posición del catalán convirtiéndole en medio centro, abandonando el pivote. Volvió al Espanyol en 2016 bajo las órdenes de Quique Sánchez Flores quién, sin pensarlo, lo situó en el eje de la defensa. Junto a Diego Reyes, forjaron una de las defensas más sólidas de la Liga dotando al Espanyol de una seguridad que les catapultó hasta la octava posición al terminar la competición. No se movió del eje de la defensa con ninguno de los siguientes entrenadores pericos; ni en las dos etapas de Gallego, ni con Rubi y mucho menos con la defensa de 3 de Machín.

La capacidad para abarcar tantas posiciones en el campo y su predisposición al cambio lo convierten en un jugador preciado por todo entrenador. Abelardo aterrizó en Barcelona con ideas muy claras y una de ellas era la vuelta de David al pivote. Sin muchos entrenos para practicar o pensárselo, llego la vuelta al centro del campo de David en el derbi y con ella un precioso gol que confirmaba el levantamiento del vuelo perico. Ahí están los números; en lo personal, David ha mejorado sus registros defensivos al aumentar los duelos ganados y las recuperaciones. Además el 14 perico supone un plus ofensivo para el equipo cuando juega más avanzado; 2 goles en 2 partidos desde que juega en el medio.

La figura del medio centro defensivo ha sido básica en los últimos años en el Espanyol; Diop o la mejora del equipo con la llegada de la Roca Sánchez son prueba de ello. Con la vuelta de David al pivote el equipo ha mejorado en lo defensivo ya que se han llevado a cabo mejores transiciones defensivas gracias a la presencia de un jugador con aceptación positiva en el rol de "stopper". No solo David ha mejorado en números y sensaciones, también los que lo rodean. Con la vuelta del de Sant Cugat al medio del campo, Marc Roca se ha visto ligeramente liberado de la tareas defensivas que le cortaban recorrido ofensivo y ha vuelto a mostrar pinceladas del Roca que encandiló la temporada pasada. Lo mismo pasa con Darder y Melendo a quienes les ha sentado bien tener más cerca a David. El miedo estaba quizás en el eje de la defensa al perder la figura de David en dicha posición pero la llegada de Leandro Cabrera despeja un poco esos fantasmas. Abelardo ha leído a la perfección las necesidades del equipo y jugadores; en el caso de David, el cambio llega en el momento perfecto ya que el catalán no estaba pasando por su mejor momento desde que se asentó en el eje de la defensa.

Con David en el pivote el Espanyol no conoce la derrota en lo que va de liga y pasea por España un medio del campo 100% perico. Más dominio en la medular, seguridad en sus compañeros, mayor presencia física en zona rival y una notoria mejora en las transiciones defensivas son algunas de las muchas cosas que está aportando David López al equipo desde su vuelta al pivote. Si David sonríe, el Espanyol puntúa y Abelardo lo sabe.

Marc Palau 

@marcpalauc    


 31/01/2020 Oier Olazábal
 24/12/2019 Carta abierta a Santa Claus
 18/12/2019 Último contra penúltimo
 03/12/2019 En busca de la tecla perdida
 12/11/2019 Del pesimismo al optimismo
 06/11/2019 Más allá de la falta de gol
 23/08/2019 Verano de récords
 07/05/2019 De frío invierno al Trono de Hierro
 25/10/2018 Volem
 24/04/2018 Entrenador nou, sensacions noves
1 | 2