AVUI A POL

Can ràbia per Francesc Via

La mediocridad no es una opción

Antes de leer el artículo, les rogaría que le echen un vistazo a este pequeño fragmento de vídeo que pertenece a la serie "Gente hablando" de Álvaro Carmona que pueden encontrar en la plataforma Flooxer. Les pongo en contexto: una pareja discute sobre comprarle a su hijo un disfraz de astronauta. El padre cree que eso puede ayudar a cumplir los sueños de su hijo. La madre, como suele ser habitual, tiene una visión mucho mas pragmática del asunto. De su hijo, de su marido, y de los sueños en general.

 

 

Por si no me han hecho caso, algo que me suele pasar últimamente con alguno de ustedes en particular y con mi familia en general y no han querido ver el vídeo, me permito subrayarles la piedra angular de este magnífico diálogo: 

"El mundo funciona gracias a los millones de personas que hemos renunciado a nuestros sueños, o sea que la mediocridad no está mal. Vivir frustrado por ser mediocre, sí. 

¿Quién puede quitarle la razón a esta madre de visión preclara? Guapísima por cierto, Verónica Echegui, en esto espero que estemos de acuerdo mis fieles y amados haters y yo. Pero probablemente discreparé con ellos y con el personaje de Verónica en el fondo de la cuestión: la mediocridad no es una opción. Ya no.

Pocos definieron mejor el ADN de nuestro club que el gran Ricardo Pastor en el primer himno de la entidad: "somos entre los grandes/siempre el mas modesto/nos corresponde este puesto/y orgullosos de él hemos de estar". Y en efecto somos entre los grandes el mas modesto. Léanlo al revés: el mas modesto, si, pero entre los grandes, ojo. Entre los fundadores de la liga somos, al margen de los tres grandes tramposos que adulteran la competición con su presencia, y juntamente con el Valencia -otro club con clara tendencia a la melancolía- los que mas tiempo llevamos en el convento. No es poca cosa. Y nos sabemos de carrerilla nuestro pedigree: El divino Zamora, el gol de 'Pitus' Prat, las cuatro copas y los tan escasos como brillantes días de gloria. No es para frustrarse. Podríamos estar efectivamente orgullosos, pero no lo estamos. Jamás lo estuvimos. Ni hemos sabido asumir nuestro lugar, ni hemos sabido crecer. El pulso constante del club es justamente el que señala el diálogo de Verónica Echegui: entre el conformismo y la amargura. Por ese sumidero se escurrió la historia. Y por reflejarlo atinadamente en la letra, al pobre Pastor le cambiaron el himno en el 83. Pocas cosas llevamos tan mal como mirarnos al espejo.

Existencia y resistencia. Hemos sobrevivido mas de un siglo contra pronóstico durmiendo mal sobre ese colchón, cada vez mas ajado y polvoriento. Pero desde hace un par de décadas intuimos que en un mundo dominado por los mass media, lo que nos sirvió para llegar hasta aquí, ya no nos sirve. Quizá en Vigo, en Valladolid o en Pamplona si, pero no en la Barcelona que últimamente, de forma un tanto obsesiva, queremos coser a nuestro nombre, sin entender lo que esa marca te da, pero también lo que te exige. Una ciudad messianica donde el Real Madrid tiene dos tiendas oficiales en las Ramblas y en las terminales del aeropuerto. Existencia y resistencia, si, pero relevancia. Relevancia o muerte. Mientras los buitres de la Superliga europea sobrevuelan un plato al que acabaran hincando el diente más pronto que tarde, espero que las inteligencias que nos gobiernan hayan entendido el mensaje. La mediocridad ya no es una opción: es el camino a la desaparición. 

Francesc Via 

@francescviapol    


 14/05/2019 El que volíem
 07/05/2019 Volver a creer
 30/04/2019 Perfils
 23/04/2019 Femení: despertar del somni
 15/04/2019 Horitzons de dubtes i certeses
 08/04/2019 Vius de la trampa
 01/04/2019 Quatre coses abans del Geta
 18/03/2019 Caure del cavall
 11/03/2019 I després què?
 23/02/2019 Sin dirección
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 64