AVUI A POL

OPINIÓ | LA TARDE EN QUE NOS FUIMOS A LA MIERDA

02/12/2019
Francesc Via fa una anàlisi de la situació de l'Espanyol, tant esportivament com institucional: atenció a la situació de Guasch, a les propostes a Chen per comprar-li el club i als moviment de Sánchez Llibre, que ha sondejat Oliveró.
Solo fueron cuatro minutos, ni siquiera cinco. Cuatro minutos bastaron para hacer saltar al club entero por los aires. Cuatro minutos y el posterior ridículo, histórico ridículo, en el que el equipo igualó los peores números que ningún equipo ha hecho jamás ante su público. Cuatro minutos y otros cuarenta y uno, en los que los jugadores arrastraron la camiseta por el lodo y dejaron marcadas, quizá irreversiblemente, sus propias carreras profesionales. Cuatro minutos en suma, en los que quedó decretado en el Espanyol el estado de pánico. Todo empezó a arder y este fuego ya no hay quién lo pare. Pots llegir la resta de l'article seguint aquest enllaç.

PUBLICITAT