AVUI A POL

Pericos con botas

 panell.png 

BRANKO BRNOVIC, el último "chileno"

brnovic.jpg

El 25-10-1987 sobre el césped del Estadio Nacional de Santiago de Chile la selección de la antigua Yugoslavia, con Robert Prosinecki como gran referente y mejor jugador de aquel torneo, alcanzaba el Campeonato Mundial Sub-20 tras derrotar en la tanda de penaltys a la RFA (1-1).

Junto a él, toda una colección de grandes futbolistas. Los Boban, Mijatovic, Suker, Jarni........ Desde que en Japón 1979 el mismo certamen revelara al mundo las maravillas de un joven Maradona, nunca se había visto tanta calidad. Años después, casi todos aquellos "chilenos" daban el salto a las mejores Ligas europeas. No era para menos.

Mientras todo ello ocurría en el mundo del fútbol (principios de la década de los 90), el RCD Espanyol vivía inmerso en el síndrome post-Leverkusen. Un particular universo de subidas y bajadas. Idas y venidas. Pero sobre todo, de dudas e inestabilidad a todo nivel.

La última peripecia lo había devuelto al pozo por segunda vez en apenas cuatro años, pero tras una espectacular campaña en 2ª División de la mano de José Antonio Camacho, los blanquiazules lograban retornar a la élite para la temporada 1994-95.

Pese a las buenas sensaciones trasmitidas por la plantilla, se imponía la llegada de refuerzos para sobrevivir entre los grandes. La campaña del regreso nunca admite vacilaciones. El precio es conocido. Camacho lo sabe. Los Lara, verdaderos factótums del club, también. No habrá problemas.

El técnico de Cieza busca elementos en medio campo y echa mano de sus contactos. Entre ellos se encuentra Miljan Miljanic, por aquel entonces presidente de la Federación Yugoslava, y hombre que le consolidara como titular en el Real Madrid, con apenas 19 años, en la temporada 1974-75.

Camacho sabe lo que quiere y Miljanic le subraya el nombre de Branislav "Branko" BRNOVIC (Podgorica 8-8-1967). A punto de cumplir los 24 años, el centrocampista montenegrino del Partizán de Belgrado es de los pocos "chilenos" que todavía no han abandonado el país.

Internacional con Yugoslavia en 5 ocasiones (debuta el 20-9-1989 en Novi Sad ante Grecia 3-0 siendo todavía jugador del Buducnost de Podgorica), BRNOVIC participa en las eliminatorias previas para la Eurocopa de Suecia '92 consiguiendo plaza para la selección plavi. FC Nantes y Dundee United se pelean por sus servicios, pero los consejos de Miljanic y la influencia de su antiguo compañero en el Partizan, el montenegrino Predrag Mijatovic que milita en el Valencia CF, acaban decantando la balanza a favor del cuadro de Sarriá.

El 16-6-1994 BRNOVIC es presentado como nuevo jugador blanquiazul. La familia Lara a través de Planeta Deportiva lo ficha por 150 millones de pesetas y lo cede al club. Su contrato es por 3 años. El fichaje es todo un acierto.

BRNOVIC fue un futbolista clave en aquel RCD Espanyol que volvía a la 1ª División. Situado en el doble pivote, el gran sentido táctico del montenegrino era el complemento ideal para que el arte de Francisco, el alma máter de aquel equipo, pudiera expresar todo su arte en beneficio de los Lardín, Raducioiu, Urzáiz, Benítez y compañía.

Parecía que no estaba, pero BRNOVIC robaba más balones que nadie. Basculaba. Ayudaba a la defensa. Una joya para el colectivo. Y todo ello sin menospreciar su calidad técnica. Porque Branko no sólo era quite. También era pase, si hacía falta, y muchas cosas más.

Aquel RCD Espanyol no fue cosa menor. Una campaña rozando la UEFA y otra logrando el pasaporte europeo gracias a una 3ª plaza estupenda (1995-96) le sitúan como uno de los mejores onces de toda la historia perica. Y el equilibrio de aquel armazón se debía en buena medida a él. A BRNOVIC. El perfecto antihéroe, sin duda, pero un jugador indispensable.

Titular indiscutible con todos los técnicos que pasaron por el RCD Espanyol, la llegada de Bielsa para la campaña 1998-99 supone un punto de inflexión para el de Podgorica. La apuesta del técnico argentino para la medular es clara: Galca e Iván Helguera. Malos tiempos para BRNOVIC que vuelve lesionado del Mundial de Francia '98 y ya cuenta 31 años.

Las cosas mejoran un poco con Brindisi, pero el papel del montenegrino no pasa de secundario y tras finalizar la campaña 1999-2000, en la que pese a disputar tan solo 1 partido se proclama campeón de Copa del Rey en Mestalla, deja el RCD Espanyol una vez finalizado su contrato.

Tras su adiós al club, BRNOVIC abandonaría el fútbol activo. Atrás quedaban 167 partidos oficiales como blanquiazul y la estela de un profesional con letras mayúsculas. De un magnífico jugador de equipo, cuyo recuerdo nos transporta a aquellas últimas tardes de gloria en el viejo Sarriá, en las que el equipo de Camacho nos devolvió el orgullo perdido años atrás.

En la actualidad Branko BRNOVIC es, desde Septiembre de 2011, el técnico de la selección nacional de Montenegro.

statsbrnovic2.png 

Publicat el 20/2/2012
<< Tornar Fer comentari 30177 | 15 | Imprimir | Enviar


 31/08/2019 Aquel gol de Lamata
 25/02/2019 Idígoras: el gol de 'la ascensión'
 06/11/2018 6/11/18
 25/09/2018 'El Bolita' Carranza
 12/09/2017 José Manuel, siempre en el recuerdo
 01/05/2017 'Cata', un duro con sonrisa de ángel.
 28/02/2017 Lauridsen, The Big John
 08/01/2017 Vicente, el Nuevo Grapas
 03/11/2016 Marcet, arte inteligente
 13/09/2016 &#128249; Ortiz Aquino: buen pie, mala cabeza
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7