AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

Así juega Jonathan Calleri

Jonathan Calleri (1993, 25 años) es oficialmente nuevo delantero del RCD Espanyol. Llega cedido por una temporada del Deportivo Maldonado y el club perico se reserva una opción de compra no obligatoria de 25 millones de euros. Una cifra suficientemente elevada como para generar ciertas preguntas acerca de esta operación. Para resolverlas, o al menos intentarlo, es conveniente centrarse en el contexto extradeportivo que rodea a Calleri en referencia a sus derechos para comprobar el porqué de tanto movimiento durante las últimas temporadas. 

Una carrera atípica

Jonathan es propiedad del Club Deportivo Maldonado, un equipo de mitad de tabla de la Segunda División de Uruguay con muy pocos socios. El año 2009, el grupo Stellar Group, de origen británico, se hizo con la totalidad de este club. Se trata de un fondo de inversión que también actúa como agencia de representación y que desde entonces apuesta por el talento joven a largo plazo. De esta forma, tras seleccionar minuciosamente el perfil de sus futuros futbolistas, adquieren sus derechos económicos para sacar beneficio con sus futuras ventas a otros clubes más potentes, normalmente en Europa. Calleri, como Gerónimo Rulli, Willian José en su momento o Alex Sandro, entre otros, es uno de los jugadores con los que Stellar Group intenta hacer caja cada ventana de mercado. 

El Espanyol será el séptimo club en la carrera del delantero argentino, que pese a su juventud (25 años) ya ha defendido la camiseta del CA All Boys, Boca Juniors, Sao Paulo, West Ham, UD Las Palmas y Alavés. Además, también ha sido internacional U23 con la Selección de Argentina, llegando a disputar tres partidos durante los juegos olímpicos de Brasil el año 2016. Una carrera atípica, llena de cambios constantes y poca estabilidad. Sin embargo, pese a las dificultades que conlleva este proceso tan volátil, Calleri ha sido un jugador que ha rendido bien en prácticamente todos los clubes donde ha estado, eso dicen sus estadísticas, algo que habla muy bien de él y de su mentalidad cuando debe afrontar, temporada tras temporada, nuevos retos muy distintos de los anteriores. 

Su llegada al Espanyol parece, sobre el papel, otra breve aventura en su currículum, pero de él depende que esta tónica desaparezca más pronto que tarde. Difícil tarea, pero no imposible. Lejos de especular sobre cuántos goles debería anotar para justificar el pago de la opción de compra, en estas líneas vamos a tratar de analizar el perfil futbolístico de Calleri y lo que puede aportar a su nuevo club. De entrada, un jugador que permitirá suplir algunas carencias sobre la estructura ofensiva de David Gallego, como por ejemplo: la falta de apoyos por delante de la línea de balón.

Perfil futbolístico:

Jonathan Calleri es un delantero bastante completo. Un jugador que te permite progresar, ya sea por arriba o por abajo y lejos o cerca del área rival. Más centrado en el apoyo que en la ruptura, aunque domina ambas correctamente. No es igual de alto ni corpulento que Borja Iglesias, pero es especialista aguantando y descargando el balón y sabe habilitarse fuera del área. Su juego de espaldas y sus apoyos son muy buenos y aquí radica seguramente uno de los principales motivos de su fichaje. Se despega de su marca o, por el contrario, cuerpea con ella para poner de cara a la segunda línea. En ese sentido, tiene más y mejor capacidad que Ferreyra, pues el ‘Chuky' ha demostrado que cuando sale de su hábitat natural, el área, no es ni la mitad de determinante, y que Wu Lei, que aunque le estamos viendo muchas veces por dentro, él destaca por su desmarque en ruptura.
En un Espanyol que viene acusando la falta de apoyos por delante de los centrocampistas, la presencia de Calleri puede ser una pieza clave en el circuito de pases blanquiazul. Sin duda, un gran socio para que los Roca, Darder, Granero o Víctor Sánchez, pero sobre todo, Melendo y Matías Vargas vean el fútbol de cara y se activen cerca del área. 

01091901.png

Es dinámico, ofrece movilidad y se deja caer a las bandas para generar superioridades. Tiene técnica suficiente para retener el balón y/o girarse en espacios reducidos. Además también es rápido y en el Alavés ha liderado alguna transición tras recuperación de balón en campo propio. Aunque en muchas ocasiones viene a recibir el balón entre líneas, todavía le falta mejorar bastante la interpretación del juego, ya que algunas veces ataca espacios que ya están ocupados y se solapa con otros jugadores o toma malas decisiones con balón. Por su forma de jugar parece que quiera abarcar más de lo que debe, hacer demasiadas cosas a la vez, cuando en realidad está restando posibilidades para su equipo. 

Dentro de área es un delantero que se desenvuelve bien. Similar a Ferreyra, pero con menos recursos y potencial. Sus movimientos son rápidos y ágiles, ya sea para el desmarque o con la pelota en los pies. Tiene buen remate de cabeza y suele anticiparse a su marcador. Sin balón nunca se ha alejado de su perfil de futbolista batallador y agresivo, incansable en el esfuerzo. Es muy intenso y se le pueden pedir esfuerzos largos para la presión -recupera bastantes balones- e incluso para el repliegue intensivo en campo propio. Ni una queja. Ni un mal gesto. Asiente y compite. 

La reflexión:

Puede parecer disparatado, pero de los cuatro delanteros que tiene el Espanyol, Calleri me parece el más titular de todos. Por condiciones es, seguramente, el menos específico pero más completo y el que mejor se puede adaptar a distintas estructuras (solo en punta o acompañado) y en distintos contextos (más elaboración o más reactivo). En escenarios de más posesión, puede hacer una buena pareja con Ferreyra dentro del área si su equipo logra asentarse arriba, pero en escenarios de repliegue y contraataque puede encajar más con Wu Lei, que necesita de los apoyos de otro delantero para potenciar su desmarque al espacio. Sea como fuere, es un futbolista que, además de ser autosuficiente, sabe retroalimentar a su pareja de baile de muchas maneras, en caso de mantener la estructura con dos delanteros o a los interiores/extremos si juega como única referencia arriba. ¿Con quién puede encajar mejor? Como digo, dependerá del contexto del partido, pero lo más lógico sería alternar a Ferreyra o Wu con Jonathan Calleri en función del planteamiento de David Gallego.  


 04/11/2019 Qüestió d'encert
 28/10/2019 El análisis del Levante - Espanyol
 24/10/2019 Así juega el Ludogorets
 21/10/2019 Apuntes de un debut
 03/10/2019 El CSKA, al detalle
 27/09/2019 La propuesta de Balaídos
 23/09/2019 Otoño llega con su: ¡oh, Dios mío!
 19/09/2019 El Ferencváros, al detalle
 16/09/2019 El análisis del Eibar - Espanyol
 02/09/2019 El análisis del Espanyol - Granada
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9