AVUI A POL

Perica a la Cassola per Andrea Cassola

Ahora que tenemos tiempo...

Ahora que tenemos tiempo pensamos en aquello que nos hace felices y valoramos y anhelamos todo aquello que unos tres o cuatro días atrás nos costaba apreciar.

Ahora que tenemos tiempo nos damos cuenta del cambio radical que puede dar nuestra vida en cuestión de segundos.

A raíz de esta situación tan caótica nos estamos dando cuenta de muchas cosas. Todos teníamos nuestra rutina, nuestro día a día y no teníamos tiempo de parar y pensar, necesitábamos estímulos, estar en constante movimiento. Y repente la vida da un giro y es ahí cuando empiezas a valorar.

Sí, hablo de la vida en general y de la importancia que le damos a los momentos, y en este caso, aunque no primordial, hablo de nuestra pasión, de nuestro Espanyol.

Es momento de valorar aún más nuestra pasión y nuestra forma de ver y entender el fútbol, de pensar en todo aquello que nos aporta, ya bien sea para bien o para mal, pero sacando un aprendizaje de todo ello. A entender que el deporte no es un instrumento para conseguir éxitos, victorias, nombre, entendámoslo como un recorrido, un disfrute que aporta valores y motivaciones. Un punto de encuentro para todos aquellos que sentimos un mismo sentimiento, y junto a ellos sentirnos arropados. Nuestro equipo está movido por la fuerza de su afición, de un sentimiento, ¿qué sería el equipo sin ella?

Es momento también de entender el privilegio que supone salir de casa para ir al estadio, el privilegio de escoger la bufanda para ese partido, porque como acumulas tantas tienes el placer de elegir entre todas ellas, el privilegio también de ir con tu familia y compartir con ellos esta montaña rusa de emociones que nos deja cada año el Espanyol, de disfrutar con los amigos en la puerta del campo, de fortalecer el vínculo con tu abuelo. Y el placer más simple pero no para todos, el poder disfrutar del partido en la grada.

Estos son privilegios que ahora están en segundo plano, pero son nuestros privilegios, aquellos que nos hacen desconectar y sentir.

Y ahora sé que todo esto son placeres y más que nunca, sé que debemos disfrutar de nuestro Espanyol como si mañana nos lo fueran a quitar.

Es buen momento para recordar.

Valorar.

Y relativizar.

Andrea Cassola

@Anndrcj