AVUI A POL

Palabras, las justas per M.C. Cánovas

Rescatar al Espanyol de Rubi

En el primer tercio de la Liga, cuando disfrutábamos del mejor Espanyol de los últimos (muy últimos) tiempos todos estábamos de acuerdo en que vendrían rachas negativas y habría que saber afrontarlas. Pues bien, una de esas rachas ya ha llegado, como en otros momentos les ha llegado a otros, y como han hecho otros, toca apretar los dientes y mantener la cabeza fría. A lo de apretar los dientes ya está acostumbrado todo el periquitismo y lo de mantener la cabeza fría corresponde a Rubi, que la tiene, y además bien amueblada, y a quienes palpan cerca suyo qué necesita el equipo para levantarse de tres tropiezos, más allá del calendario, que el calendario lo afrontamos todos.

Todo empezó mirando al cielo de Sevilla mientras Mercado entraba a rematar en franquicia a gol. En Sevilla el equipo jugó bien y le superó un rival más resolutivo. A la siguiente, contra el Equipo C, seguimos mirando al cielo mientras Stuani sacaba los brazos a pasear. Cierto que, por lo mismo, un eufemísticamente llamado árbitro lo expulsó con el uruguayo vistiendo de blanquiazul, pero igual les digo que cuando un tal Pochettino vestía también de blanquiazul, cuando un rival intentaba levantarle el brazo en un salto ya había sufrido los efectos de la rodilla del argentino. No es un alegato al fútbol violento, es simplemente marcar territorios, y no se hizo ni en Sevilla, ni en Cornellà. La cuestión es que contra el Equipo C se pudo empatar pese a los errores. Lo del Getafe ya no hay por dónde cogerlo.

En Getafe el equipo se cayó de blando atrás, de intermitente en medio y en consecuencia de falto de profundidad y opciones de gol arriba, donde se echó en falta los argumentos de viejo zorro de Sergio García entre las líneas. Vamos, que aquello fue todo menos el Espanyol de Rubi. Y a ese Espanyol, que ha sabido encaramarse ahí arriba y que en el peor momento del campeonato se aferra al sexto puesto, hay que rescatarlo. El calendario propicia subirse las mangas y como decíamos al principio, apretar bien los dientes (y afilarlos, por cierto) los mismos jugadores a los que Rubi les dio la vuelta.

Por mucho que llegue el mercado de invierno, ni es propicio para refuerzos interesantes ni el "petit calaixet" de que al parecer se dispone ahora va a dar para más. Las joyas a veces se encuentran mirando hacia dentro. Si hace cuatro días éramos conscientes de que llegarían estos momentos, creo más conveniente recomponer el talante, las formas, el espíritu del verdadero equipo de Rubi.

M.C. Cánovas


 16/11/2018 Los robos y las sombras
 08/10/2018 La foto
 19/09/2018 Más de lo que parece
 29/08/2018 No, no nos equivocamos de campo
 30/07/2018 La otra cara del partido y Darder
 09/07/2018 El Rey David
 29/06/2018 El final del túnel de junio
 29/05/2018 Y jugarán once
 24/04/2018 No compren un crack. Compren un equipo.
 05/04/2018 Un buen cuerpo sin alma
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 16